Rota do Trabalhador

Rota do Trabalhador

El pasado sábado 1 de mayo tuvo lugar la Ruta del Trabajador en el pueblo de Vale da Senhora da Póvoa.

Este fue un evento para compartir historias de la población local, quienes compartieron sus experiencias laborales pasadas, así como la forma en que vivían en el pueblo en ese momento.

Primeira foto de g

Comenzamos en el horno comunitario de la aldea, donde hicimos una pequeña charla inicial e introdujimos el tema del Día del Trabajo, con un marco de la realidad de la temporada pasada y el aspecto de Serra d’Opa, que sirvió de trasfondo.

Luego caminamos por el pueblo para encontrarnos con Joaquim Diamantino, uno de los pocos dueños de un burro en la actualidad, que todavía se dedica a la agricultura con él. Nos dio experiencia, relató los usos de los animales en el pasado, cómo trabajar con ellos e incluso nos dejó subir a su carromato, además de mimar al burro (de nombre Chico) con zanahorias que lo hicieron muy feliz.

Interacção Beir'Aja - animal

Habiendo hecho el marco con la vida agrícola de antaño, visitamos desde lejos las ruinas de un importante molino del pueblo y luego nos llevaron al molino del difunto Sr. Vaz. A pesar del inicio de las obras de remodelación, D. Maria do Rosário nos hace una breve visita guiada para mostrarnos el funcionamiento de un molino, que en este caso aún conserva gran parte del funcionamiento tradicional.

A estas alturas ya sabemos mucho de la vida rural de un pueblo que hoy en día apenas emplea gente, pero vamos a encontrarnos con D. Saudade, de 89 años, quien nos da su testimonio de una vida de servicio al público, desde el edad de 9 años. Dueña de varios locales comerciales a lo largo de su vida, está al lado del último que tuvo que contarnos qué vendía, cómo vendía y compraba, así como inmensos tesoros que nos tiene que regalar alguien que sirvió a una comunidad durante su vida. ¡Ya tenemos una sonrisa en nuestro rostro!

Para comparar la vida de antaño, que nos llena la imaginación, con los tiempos actuales, nos dirigimos a Churrasquinho do Vale para visitar el único establecimiento abierto hoy, escuchar Tó Pires y tomar un café. Si no fuera por la caminata para tener un picnic prometido, ¡los platos del día ya estarían ordenados!

Se acabaron los testimonios, pero nuestra Ruta del Trabajador sigue en el medio. Pasamos por el pueblo hasta la fuente de los enamorados, donde Marta nos espera con los obsequios que merecía el primer grupo de Beir’Aja. Son bolsas con el contenido de la merienda, que hay que transportar hasta la cima de la Serra d’Opa. ¡Vida del trabajador!

La subida es empinada y larga, pero orgullosamente superada por todos, que merecen un refrescante gol de agua de manantial en la antigua mina del Dr. Jaime Lopes Dias. Allí, una vez más dejaron volar su imaginación debido a la profundidad del túnel, que una vez extrajo a Wolfram de las gruesas paredes de Schist y Granite.

Con la conocida mina y una nueva mirada al panorama que ofrece la Serra d’Opa, se recorren los últimos metros hacia el hito geodésico, que nos sirve con una vista de 360º sin obstáculos, para degustar mejor el contenido del pantalón.

Degustamos pan de cuartos y picos de la panadería Terreiro das Bruchas, queso mixto y queso de oveja de Queijaria da Benquerença, así como chorizo ​​y salchicha de Charcutaria Alves, de Sabugal. Acompañando es Miel Rosmaninho da SerraMel y una variedad de dulces Beirabaga. Regando, una Quinta dos Termos roja, de 2017. ¡Podemos decir que comimos, bebimos y teníamos la procedencia literalmente bajo nuestros ojos!

A esto le siguió una foto de grupo, el descenso y una feliz despedida con deseos de volver, en una oportunidad futura.

Beir’Aja se despide presentando el próximo evento colectivo, el 22 de mayo: Paseo por la presa de Meimão.

Los detalles para esta caminata, así como para el registro, se pueden conocer haciendo clic en el botón de abajo.

Bem haja, y …



× ¿Cómo podemos ajudar-te?